En Agencia 36 entrevistamos a Antón Fonseca, vicepresidente del Grupo Terras Gauda

 El mercado gallego del vino, es uno de los más importantes a nivel nacional, y está apostando por la transformación digital con el uso de las últimas tecnologías para mejorar la calidad del producto y luchar contra el cambio climático.

Gradualmente se ha ido introduciendo la viticultura de precisión, donde se emplean sensores, drones o robots, con los cuales se pueden segmentar los viñedos y analizar todas las variables que les afectan, como el clima, la humedad, etc. Al digitalizar los procesos en los viñedos, se puede tener información muy valiosa que permite tomar medidas para minimizar el impacto en la cosecha de las condiciones climatológicas.

El sector está viviendo una autentica revolución y El Grupo Terras Gaudas es un todo un referente respecto a innovación tecnológica. Por todo ello hemos querido entrevistar a Antón Fonseca y que nos comparta su valioso punto de vista sobre todo los cambios que se están produciendo. 

1.-¿Cómo han cambiado las nuevas tecnologías el mundo vitivinícola? 

Creo que fue Leonardo da Vinci el que dijo hace “un par de años” algo como: “No estamos ante una época de cambios, sino ante un cambio de época”. Las nuevas tecnologías quedan obsoletas en cuestión de pocos meses y es preciso saber muy bien qué necesitas para no malgastar esfuerzos. En este ámbito, surgen dos movimientos: los defensores de la no intervención y otro grupo, donde se encuentran la mayor parte de las bodegas, que, recogiendo la tradición y la cultura, se abren a las nuevas tecnologías para apuntalar los procesos de nuestros antepasados. 

En estos últimos años han surgido avances revolucionarios en todas las fases del proceso: desde máquinas vendimiadoras y ventiladores para luchar contra las heladas, a mejoras en los tratamientos, que resultan más respetuosos con el medio, y procesos más eficientes en la bodega. 

Desde el punto de vista del consumidor, han ido apareciendo nuevos canales de venta online, clubs de vino o aplicaciones como Vivino o Wineissocial, que aparte de operar como plataformas de venta, ayudan significativamente a un consumidor más inexperto en el momento de la decisión de compra. 

2.-Terras Gauda ha sido pionera en proyectos de investigación ¿Qué avances han conseguido? 

Como bien dices, nos enorgullecemos de ser pioneros en I+D+i, que resulta fundamental para apuntalar nuestro objetivo de lograr la diferenciación y singularidad de nuestros vinos, de alcanzar la excelencia. En alianza con el CSIC y diversas Universidades, en las dos últimas décadas hemos puesto en marcha múltiples proyectos que, entre otros reconocimientos, han propiciado que la Real Academia Gallega de Ciencias nos otorgara el premio a la investigación en 2009. 

Esta apuesta por el I+D+i, profundamente enraizada en nuestro ADN, nos ha situado a la vanguardia vitivinícola. Comenzamos a cimentarla con la selección clonal de uva Albariño en 2003 en colaboración con la Misión Biológica de Galicia – CSIC, con la que hemos registrado dos patentes: una de levadura ecotípica exclusiva y otra de manoproteínas sobre lías de Albariño. En paralelo, hemos recuperado la variedad Caíño Blanco, de la que poseemos cerca del 90% de la producción en Galicia. 

Posteriormente hemos presentado un proceso pionero, protegido bajo secreto industrial, que incrementa sustancialmente la concentración de flavanoles en las uvas, lo que potencia las propiedades biosaludables de los vinos.  

Desde 2015 formamos parte del proyecto europeo de viticultura de precisión Foodie, en el que Terras Gauda es el único representante español. Este proyecto, que emplea satélites, drones y sensores instalados en el viñedo, nos ofrece datos en tiempo real sobre tratamientos, fertilización, poda o producción. Además, nos proporciona una predicción del rendimiento y desarrollo de la vendimia. Nos brinda la posibilidad de adoptar decisiones con gran inmediatez. La participación en Foodie nos ha permitido reducir un 20% el impacto ambiental en el viñedo. 

Actualmente tenemos en marcha otros proyectos en los que tenemos depositadas grandes expectativas y que ahondarán en nuestra apuesta por el I+D+i, pero no es casual, cuando apuestas por ello, en muchos de los proyectos llegas a unas conclusiones muy positivas de las que termina saliendo otro ilusionante proyecto. 

3.-¿Por medio de qué canales digitales venden sus productos? Amazon, Marketplaces, Redes Sociales, etc. 

En este sentido, seguimos trabajando los canales tradicionales, donde nuestra presencia es importante en Horeca y en Alimentación, pero no dejamos de lado los nuevos canales y a día de hoy estamos referenciados en los principales portales de venta online de vino, más de 40. Creemos que, como en los canales tradicionales, hay que buscar un partner serio, adecuado y contrastado, con lo que colaboramos con los operadores de venta online que más y mejor están trabajando en este momento y siempre sin dejar de lado la estrategia comercial de nuestras marcas. 

En el tema de redes, a pesar de que no lo usemos como un canal de venta directa y que todavía tenemos mucho trabajo por hacer, estamos presentes en todas las importantes y somos conscientes que es un espejo de nuestras marcas y que es y será una herramienta valiosísima para poder transmitir nuestros valores de marca. 

4.-¿Cuál es la importancia de la venta on line respecto al volumen de ventas globales? 

Sorprende mucho la diferencia entre mercados en este sentido. Por poner dos ejemplos antagónicos: Alemania y España. En el primero, grandes tiendas online tienen una enorme fuerza de ventas. En nuestro país todavía es un mercado incipiente, pero contamos con importantes clientes en estas plataformas y las cifras de ventas están creciendo a porcentajes de doble digito año a año. El mundo de la comercialización está cambiando, pero hay mercados con una adaptación más rápida a las nuevas tecnologías, como Asia, y otros más conservadores, como somos los europeos. 

5.-El Grupo Terras Gauda está formado por tres bodegas y una conservera ¿Utilizan una estrategia común de comunicación? 

Desde Febrero del 2018, podemos presumir de que tenemos la cuarta pata en la Rioja, al adquirir el 75% de Finca Egomei y desde hace pocos meses, podemos hablar ya de nuestro primer vino Heraclio Alfaro. 

Para nosotros la propia estrategia de comunicación, empieza en el desarrollo del estilo de vino, en el precio, en la etiqueta y posteriormente en todos los demás aspectos ya no intrínsecos dentro del cristal. En estos tiempos, sin un buen vino, una buena presentación y un buen precio, tienes muy difícil competir. 

Yendo a lo concreto, en la comunicación resulta clave la diversificación, adaptar nuestros mensajes a las peculiaridades de cada una de las bodegas, para transmitir fielmente los distintos valores e hitos. Una estrategia que aplicamos igualmente a A Rosaleira Conservas Vegetales. 

Aunque las bodegas comparten una filosofía común, debemos tener en cuenta sus respectivas idiosincrasias. En el caso de Terras Gauda disponemos de una marca que desde hace años ostenta un estatus propio, consolidada como un referente en las Rías Baixas.  

La imagen empresarial capitaliza el prestigio y la notoriedad de la Bienal Internacional de Cartelismo Terras Gauda – Concurso Francisco Mantecón, asentada entre los certámenes de diseño gráfico de mayor prestigio en los cinco continentes. Hablamos de una iniciativa artística de primer orden, reconocida internacionalmente, que difunde la marca Terras Gauda en los cinco continentes. 

En Quinta Sardonia hacemos hincapié en la apuesta por la biodinámica y el terroir. Si hablamos de Pittacum, los esfuerzos se dirigen a posicionar la variedad Mencía y la región del Bierzo donde se merece, un aspecto en el que se ha logrado un avance considerable desde que adquirimos la bodega en 2002. Por último, en Heraclio Alfaro nos hallamos en una fase inicial, en la que la prioridad pasa por introducir la nueva marca y transmitir sus características diferenciales. 

En el caso de A Rosaleira, el objetivo pasa por transmitir las fortalezas de la conservera vegetal más antigua de Galicia, donde el tratamiento artesanal de productos 100% gallegos y naturales va de la mano con los últimos avances en I+D+i. Recientemente hemos forjado una alianza con Coren para lanzar lacón con grelos, a partir de nuestro producto estrella, los grelos, que concentran el 80% de las ventas. 

6.-¿En qué momento tecnológico se encuentra el sector de los vinos en Galicia? 

En el mejor, tanto a nivel técnico como comercial. Disponemos de grandes bodegas y cooperativas, que están haciendo las cosas muy bien, entendiendo los nuevos códigos de la sociedad y usándolos a su favor para posicionar los fantásticos vinos con los que contamos “no noso país”. 

Vivimos en la era de la comunicación y es posible que estemos más incomunicados que nunca. Todos nos hemos tomado un vino con un amigo, nos ha vibrado el bolsillo y hemos desviado nuestra comunicación a otra persona que quizás está en el otro lado del mundo. Creo que en Galicia, por lo que se refiere a las bodegas, esto no nos ha pasado en absoluto. Hemos sabido entender para qué queremos emplear las tecnologías: no apostamos por aquellas que no aportan valor, sino por las que nos ayudan a mejorar nuestros procesos y ser más respetuosos con nuestro entorno.  

7.-¿Cómo ve al Grupo Terras Gauda en un futuro? 

Lo veo con mucha ilusión, creo que estamos en el mejor momento posible. Por lo que se refiere a la sociedad, los socios y mi familia directa, que ostenta la mayoría, nos hallamos remando en la misma dirección y con una sucesión asegurada, como somos mi hermana y yo, empapándonos y aprendiendo los valores de la empresa. 

En cuanto a los retos que afronta el Grupo Terras Gauda, estamos volcados en el desarrollo de Heraclio Alfaro, y con la convicción de que tenemos el mejor equipo humano para llevar este y cualquier otro desafío a buen puerto. 

A nivel comercial seguimos manteniendo unas relaciones estrechas con nuestra red de clientes y continuamos con nuestra expansión internacional, forjando nuevos acuerdos y alcanzando nuevos países. Actualmente estamos presentes en 60 mercados internacionales y continuamos cerrando nuevas alianzas de enorme relevancia, como la que hemos firmado con Trinchero Family Estates, el segundo grupo bodeguero familiar más grande del mundo, para la distribución de nuestros vinos en Estados Unidos; o nuevos colaboradores en China. 

Uno de los aspectos en los que todavía debe incidir el sector es el consumo de vino per cápita en España, que no acaba de volver a arrancar, así como seducir al público más joven, pero estoy seguro de que volveremos a obtener cifras más razonables y seremos capaces de generar tendencias, como bebernos un vino en un festival o en una discoteca, adaptándonos a los consumos de un público más joven.

 

Biografía de Antón Fonseca …

Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Santiago de  Compostela (USC). (2006 – 2011). 

Terminada la Universidad, estuvo 8 meses en una escuela de idiomas en Londres  (LSI – London Central), donde compatibilizaba las clases de inglés por la mañana  con colaboraciones en catas y degustaciones con la importadora Les Caves de  Pyrene. (2012)

En enero de 2013, se incorporo a Terras Gauda, empresa familiar, donde empezo  dos años de formación haciendo estancias de 1 mes a 2 meses en cada área de cada  departamento. 

En 2014 se fué 3 meses a Cork Irlanda, donde recibio clases de inglés por la  mañana y compagino Tasting con la importadora Classic Drinks en las tardes.  

En 2015 se incorporo al departamento comercial del grupo con carteras propias  en el mercado nacional. En el 2016 hasta la actualidad, compagina las labores de Adjunto a Dirección con  las de Area Manager de América Latina.