Estamos en tiempos de cambio, la revolución digital está aquí.  Tanto las grandes empresas como los pequeños negocios tienen que adapatarse y transformarse digitalmente. 

Los especialistas en Marketing Digital nos sugieren que lo primero que tenemos que hacer para digitalizar nuestros negocios es crear una página web. Juan Merodio, uno de los principales expertos en España y Latinoamérica en Marketing Digital, Redes Sociales y Transformación Digital comenta:  Una web es imprescindible, es tu casa digital. Un perfil social únicamente es eso, algo social que no es tuyo sino de un tercero, y centrar tus esfuerzos en él como núcleo es un error que tarde o temprano pagarás muy caro. Siempre el centro debe ser tu web, y alrededor de ella los perfiles sociales y otras herramientas digitales para generar tráfico y buscar la primera conversión.”

Por otra parte, María Lázaro, autora del blog Hablando en corto, especializado en Marketing, Social Media y Transformación Digital, docente y conferenciante, nos explica que: “Tener una web es fundamental, porque esa será su plataforma propia, la que la empresa gestione de forma autónoma según sus objetivos, su estrategia. La web es su canal propio de relación, información, gestión comercial, etcétera. Podemos plantearnos qué tipo de web (¿solo informativa o también transaccional?), su arquitectura, la usabilidad, cómo trabajar el posicionamiento, los contenidos… pero no podemos plantearnos si es necesaria o no. No sólo como herramienta de marketing, sino simplemente porque si una empresa carece de página web, su credibilidad queda también mermada.”

En España el nivel de digitalización de las empresas varia según comunidades. En Galicia la situación es preocupante para el pequeño negocio. Según el Observatorio da Sociedade da Información e a Modernización de Galicia  (OSIMGA), la cantidad de pequeñas empresas (0 a 9 empleados) con web es bastante bajo, concretamente un 30,9 % . Sin embargo este porcentaje aumenta a más del 70 % cuando las empresas son de más de 10 empleados.

Nos encontramos ante una realidad incierta para el pequeño empresario gallego. Los expertos advierten que es necesario que cada negocio tenga su propia página web y la gran mayoría de las pequeñas empresas gallegas no la tienen. Por lo tanto hay que adaptarse rápidamente, ya que las empresas que están digitalizadas poseen una gran ventaja respecto a los que no lo están. El tener una web no va a solucionar toda la problemática del comercio local gallego,  pero por lo menos va  a ayudar a mejorar el nivel competitivo de los negocios.

Javier Tresguerras

Agencia 36

#FrenarLaCurva