En Agencia 36 entrevistamos a José Antonio Quintas, creador de la app Rumbo, elaborada para fomentar el comercio local.

Nos encontramos en tiempos de cambios. La crisis post coronavirus está dibujando un nuevo horizonte en que la importancia de Internet es cada vez mayor. Muchas personas e instituciones le han perdido el miedo a la tecnología y se están empezando a dar cuenta que la transformación digital ya no puede esperar.

El comercio local tan lastimado por el confinamiento forzoso, no se puede mantener al margen de esta revolución tecnológica. Y es en estos momentos de crisis cuando comienzan a surgir iniciativas que intentan adaptar el pequeño comercio a los nuevos tiempos. Este ha sido el caso de José A. Quintas, que ha creado Rumbo, con el ánimo de impulsar el sector.  

1.- ¿Qué es Rumbo?

Rumbo es una app y web creadas para ser una comunidad de establecimientos de pequeñas poblaciones donde promocionar sus servicios y productos.

A la vez es un servicio a domicilio donde el cliente decide rápidamente qué producto quiere dentro de la gran variedad que la app ofrece y sin moverse de casa los tendrá a su hora en casa.

2.- ¿Cómo surgió la idea de crear esta aplicación?

La cuarentena ha dado para mucho, además de crear una webserie, hacer una radio online y cambiar la casa de arriba abajo, pues siempre buscas la manera de avanzar y reinventarte.

He visto un hueco en el mercado dentro de las poblaciones pequeñas, en este caso en Verín. Ofrecer una plataforma de promoción además de un servicio eficiente de reparto.

Lo vi muy claro, desde el primer día de la idea, recogiendo unas pizzas, ya estaba pensando en la gestión y como llevar a cabo esta nueva aventura. A los 3 días la comunidad crecía exponencialmente y a los 7 días empezamos con los repartos.

3.- A nivel usuario ¿Cómo funciona Rumbo?

Muy sencillo, había que adaptarlo al pequeño comercio, y ser más familiar. El cliente tiene dos opciones: 1.- Navegar y ver la variedad de servicios y productos, escoger el establecimiento y llamar directamente para hacer su pedido. Cada establecimiento tiene su propia app personalizada, es como una gestión interna para comunicarse con rumbo. Nos llega la hora a la que debemos recoger el pedido, la dirección de entrega, teléfono y cantidad a cobrar. 2.- Llamar directamente a Rumbo y nosotros hacemos la gestión.

Próximamente se podrá hacer el pedido desde la propia app, para ello estamos trabajando y avanzando según la experiencia, siempre haciendolo sencillo y así ahorrar trabajo al establecimiento, no queremos cambiar su rutina.

4.- ¿Cuál es el área de influencia?

Nos enfocamos en el municipio pero tenemos delimitado por pueblos pequeños o límites geográficos como, Queizás, Cabreiroá, Ábedes, Mixós y Albarellos , todos ellos incluidos.

5.- ¿Qué tipo de empresas pueden ofrecer sus productos o servicios en la aplicación?

Al principio pensamos en restaurantes, al momento percibimos que cualquiera podría beneficiarse de la app, ya sean tiendas de ropa, carnicerías, pescaderías, tiendas de complementos, panaderías, tintorerías, pastelerías entre otros muchos. No creo que pongamos un límite por ahora, todo depende de la creatividad con que queramos vender nuestro producto.

Una plataforma donde tenemos a nuestro alcance todo el comercio local era algo necesario. Es un centro comercial online de nuestros tiempos y más ante la situación que nos ha tocado vivir, de esta forma ante las restricciones los pequeños empresarios pueden seguir trabajando.

6.- Ahora mismo la app está funcionando en Verín (Ourense) ¿Es escalable a otras localidades?

Por supuesto, la falta de plataformas donde los empresarios puedan unirse son necesarias en cualquier municipio con unas características similares a Verín, poblaciones de entre 10.000 y 30.000 habitantes.

Es un buen plan de negocio para cualquier emprendedor que quiera trabajo, además estará fomentando la mejora del comercio local con un crecimiento muy rápido y exponencial como comentaba anteriormente.

Todos querrán estar dentro de esta comunidad y al tener servicio de reparto será algo que equiparará a estas poblaciones a los servicios de una ciudad.

Ponemos a disposición la app y la desarrollamos según el inversor o emprendedor quiera, siempre dentro de nuestras normas. Además de equiparles con las pegatinas de seguridad de los envíos, cajas para las motos, camisetas y remolques para las bicis.

En estos tiempos es una idea que debería estar implantada en lugares como Xinzo, Allaríz, Chaves o cualquier otro lugar similar.

7.- ¿Crees que el futuro del comercio local pasa por la digitalización del sector?

Estoy seguro de ello y a pasos agigantados, nuestros jóvenes de hoy no entienden la vida sin una búsqueda en la red, es una realidad que nos cuesta creer pero que en unos años nos daremos cuenta de ello si no estamos dentro de ese círculo. Es por ello que debemos prepararnos y estar justo donde nos van a buscar.

Descargar App en Play Store

Quintas y sus proyectos …

Verinense Licenciado en Bellas Artes y Técnico Superior en Turismo. Siempre vinculado a la naturaleza en proyectos de cuidado por el medioambiente, y al mundo audiovisual; creando Pixel Films S.L. en 2016, donde captura sus experiencias y las traduce en documentales. Entre sus pasatiempos se encuentran sus facetas como tatuador, pintor y escultor.

Aventurero, productor, cámara y guionista en la expedición “Caminos de tierra” Un desafío por Europa durante 45 días en una caravana del año 86 equipada con placas solares. Ha tenido una gran repercusión en toda Europa, haciéndose hueco en la mayoría de países de la unión.

Además de protagonizar la expedición, es encargado de la dirección documental del proyecto Changing The World. 

Changing the World es una acción de comunicación a nivel nacional pero también internacional, basada en general un movimiento de concienciación con el que se persigue fijar un marco de soluciones de desarrollo sostenible, bajo la idea de que un cambio en nuestro planeta y estilo de vida es posible.

El proyecto Changing the World arranca en España con dos protagonistas gallegos y una autocaravana impulsada por electricidad obtenida por energía solar y pila de hidrógeno, con la que viajarán a más de 100 países, recorriendo distintas localidades especialmente castigadas socio-económicamente y espacios naturales afectados por el cambio climático, entre otros.

Esta acción de comunicación culminara en un film-documental de 90 minutos, acompañado de un making of con los mejores momentos.