En Agencia 36 entrevistamos a la experta en Marketing Digital Gema Molina García. Actualmente es Directora de Comunidad en Barrio Digital. 

Gema, hablanos un poco de ti …

Como periodista, mi vida profesional siempre ha estado enfocada en la creación de contenidos. A lo largo de los años, la forma en la que se consumen estos contenidos ha cambiado tanto que ya ni recuerdo cómo era escribir para un medio de comunicación tradicional. También puede ser porque la última noticia que publiqué en un periódico impreso fue hace diez años. Ahora, los diferentes formatos online de plataformas sociales se han convertido en mis principales canales de expresión. Y mi última aventura, y la que más me ha motivado hasta ahora: dirigir el colectivo de Barrio Digital, una Comunidad Colaborativa de Expertos en Marketing Digital, procedentes de 12 países diferentes, y en el que se hablan nueve lenguas diferentes. ¡Todo un reto!

Durante los 7 últimos años, me he dedicado a desarrollar e implementar estrategias digitales para empresas tanto locales como globales. Asegurándome de que su comunidad mantenía un crecimiento constante, sin perder de vista el principal objetivo: generar beneficios.

Sin embargo, trabajar como autónoma resultó ser muy solitario. Me faltaba la creatividad y los puntos de vista originales y diferentes al mío que pueden aportar los compañeros de equipo. Esta razón y el hecho de que siendo autónoma realmente no conseguía conciliar de la manera que yo deseaba, fue la que me llevó a empezar a participar en Barrio Digital.

Pasemos a las preguntas …

 1.-¿Cómo han cambiado las nuevas tecnologías el mundo empresarial?

Desde 2010, las empresas se han visto en la tesitura de o bien enfrentarse al reto de la transformación digital o quedarse relegadas a una clientela local y de barrio, sin posibilidad ninguna de enfrentarse a su competencia más feroz. El problema es que esta transformación digital es todo un reto para los negocios, especialmente para aquellos con menos presupuesto. Este proceso afectará a todas las variables empresariales: tecnológicas y de personal, así como a clientes. Y esto es lo que más frena a las empresas a la hora de dar el paso final. Y, por supuesto, una transformación digital a medias no generará los beneficios que ellos esperan.

Pero una vez este paso se ha llevado a cabo, los negocios cambian. Pasan a ser globales, aunque se trate de una pequeña tienda en una remota calle madrileña.


2.-¿Cuales son los pilares del Marketing Digital?

Las personas. Son y serán el centro de todo negocio. Y al fin y al cabo, el marketing digital está dirigido a incrementar los beneficios empresariales, es decir, está dirigido a los clientes. Aunque muchos confundan el “guiarles y orientarles” con el “engañarles para que muerdan el anzuelo”. El pilar del marketing digital es enamorar a los clientes y darles un motivo de peso para volver, a través de diferentes técnicas de contenidos.


3.-¿Qué papel juega la página web en una Estrategia Digital?

Es fundamental. Cada vez más. Es el escaparate del negocio. La primera impresión que se llevan los clientes, cada vez más exigentes, y la puerta de entrada a cualquier técnica de marketing digital. Por eso debe cumplir ciertas reglas, ojo, no sólo para conquistar a Google o cualquier otro buscador, sino para llamar la atención del cliente de forma visual y textual. Una vez conseguido este punto, podemos empezar a pensar en Google.


4.-¿Cómo generamos tráfico a una web?

Hay muchísimas maneras de generar tráfico, y dependerá de la estrategia que se plantee. Pero no se puede empezar a dirigir al cliente a un sitio web sin tener muy claros los objetivos. ¿Por qué quieres que acaben en determinada página de tu web? ¿Qué quieres conseguir? Y lo más importante, una vez que lleguen ahí, ¿qué vas a hacer? ¿cómo vas a actuar? El objetivo nunca debe ser simplemente dirigir tráfico a una web, sino tener muy claro qué vas a hacer con ese tráfico y cómo vas a conseguir que vuelvan. Esa es la parte más difícil.

5.- Una vez que tenemos tráfico en nuestra página ¿Cómo lo convertimos en ventas?

Esta es la verdadera cuestión. Como comentaba en la respuesta anterior, primero hay que saber exactamente qué quieres hacer con ese tráfico. Si lo que quieres es generar ventas, tendrás que crear e implementar un embudo de ventas, especificando, primero, los objetivos a conseguir (claros, directos y realistas), y después enumerando los pasos que seguirá el cliente. Un ejemplo sería: Un usuario de Facebook (en caso de que tu estrategia incluya empezar el embudo en esta red social) ve un anuncio de tu negocio. Apenas le muestra atención, pero después ve otro anuncio del mismo negocio en Google, y se da cuenta de que tu empresa se encuentra entre los resultados del buscador. Llega a tu “home” y decide que va a mirar si realmente puede encontrar lo que está buscando. Y se da cuenta de que en tu home hay una enlace directo, junto con una imagen llamativa, hacia lo que él desea encontrar. Mediante una navegación muy sencilla, en apenas dos “clics”, ha llegado a lo que busca. Su siguiente paso será buscar recomendaciones de otros clientes anteriores, y lo hará poniendo el nombre del negocio en Google. Ahí saldrán las valoraciones de los usuarios en la red social, en Facebook, si hay imágenes de los productos en Instagram… Y esto es lo que hará que el cliente decida si finalmente quiere adquirir el producto o servicio en esa empresa.

Pues bien. Ya tienes el itinerario del cliente. Ahora busca formas de dirigirlo a cada uno de los puntos. Formas visuales, basadas en los contenidos.

6.- Desde el punto de vista de la web ¿Qué es el Marketing automatizado?

Decirte “qué es” sería darte una definición que cualquiera puede encontrar en Wikipedia. Pero “cómo influye” en una estrategia de marketing digital es un tema más profundo. Hay ciertas cosas que se pueden automatizar sin problemas, algunos de los pasos del embudo de ventas, por ejemplo, o para realizar ciertas campañas y aumentar su efectividad (esto es especialmente positivo en Email Marketing) pero hay que tener cuidado de cómo afecta eso a tu trato directo con el cliente. Siempre debes recordar que el cliente debe ser el centro de toda estrategia, y tu labor debe ser “enamorarlo”.

Servicio de Comunicación Agencia 36

Más entrevistas